lunes, 24 de enero de 2011

Parador de Turismo en Jerez

El Palacio de Riquelme es un edificio monumental del s. XVI, de estilo renacentista-plateresco, situado en la Plaza del Mercado. Edificado por la familia Riquelme, escogieron la principal plaza del Jerez medieval después de la Reconquista para diseñar un palacio en un estilo avanzado rompiendo los moldes de la arquitectura medieval jerezana y como muestra de poder ante la rivalidad de otras familias jerezanas durante la Edad Media.

Actualmente, y con tristeza, el palacio se cae a pedazos y apenas se sostiene la fachada. Una de las opciones más interesantes es convertirlo en Parador de Turismo, ya que además cuenta con edificios anexos que posibilitaría la extensión en ese caso.

De las grandes ventajas que presentaría un Parador y que beneficiaría a todo el barrio es que "impulsa la recuperación patrimonial y urbanística, pues la rehabilitación o construcción de los edificios suele ir acompañada de obras de acondicionamiento del entorno y de la aprobación de Planes de Protección o de Dinamización Turística que lo mejoran y preservan""potenciaría el desarrollo y genera servicios en el casco antiguo que motivarán el acercamiento de los jerezanos a dicho lugar" y sería un "revulsivo para la actividad económica de su zona de influencia, además de nuevos equipamientos institucionales y culturales y mejora de la oferta turística en su conjunto".




Vamos a verlo de forma detallada:

PARADORES proyecta la imagen de modernidad y calidad del turismo, y contribuye a la integración territorial, a la recuperación y al mantenimiento del Patrimonio Histórico, Artístico y Gastronómico en España.

Ubicados en edificios emblemáticos, los restaurantes, salones, bares y habitaciones ocupan espacios singulares en castillos, palacios, monasterios y parajes naturales privilegiados.

Actualmente Paradores de Turismo afronta su mayor etapa de crecimiento, alcanzando los 100 establecimientos en el año 2010. Se están construyendo Paradores en Lorca (Murcia), Morella (Castellón), Corias (Asturias), Veruela (Zaragoza) e Ibiza (Baleares).


JEREZ DE LA FRONTERA cuenta con un casco histórico declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1982, además de un patrimonio gastronómico y enológico propio.

Actualmente el casco histórico se encuentra en plena transformación y rehabilitación. Además de los numerosos edificios de alto interés en dicha zona histórica, tales como el Alcázar (s. XI), la Catedral (s. XVIII), la Iglesia de San Dionisio (s. XIII), el Palacio de Ponce de León, el Palacio de Riquelme (s. XVI), el Palacio de los Dávila, el antiguo Consistorio, etc.

En el entorno de la Plaza del Mercado se están realizando proyectos tales como el Centro Nacional de Arte Flamenco, el Museo Arqueológico, la Pinacoteca Rivero, además de contar con numerosas bodegas y vistas panorámicas sobre la Catedral y el Alcázar. Sin embargo, aún queda mucho por hacer en dicho entorno y palacios por restaurar y preservar en una zona privilegiada de la ciudad y con indudable valor turístico.


¿Qué pasaría si se creara un Parador Nacional de Turismo 
en el casco histórico-artístico de Jerez de la Frontera?

- PARADORES ganará al ubicarse en una zona privilegiada, junto al futuro Centro Nacional de Arte Flamenco, pinacotecas y centros de arte, acceso a bodegas de renombre, con vistas exclusivas sobre la ciudad y en un entorno histórico, artístico y gastronómico de indudable identidad propia, diferenciado de los próximos Paradores de Cádiz y Arcos de la Frontera.

- JEREZ DE LA FRONTERA ganará al beneficiarse de la recuperación y al mantenimiento de su Patrimonio Histórico, Artístico y Gastronómico a través de la potente cadena de Paradores, impulsando definitivamente la valorización de su Conjunto Histórico-Artístico dentro de los proyectos que se llevan acabo en el entorno de la Plaza del Mercado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada